jueves, noviembre 14, 2002

La metáfora que veo en este sueño: Cuesta mucho dejar la tecnología. Menos mal que fue para bien esta extraña esclavitud.

No hay comentarios: