viernes, agosto 27, 2004

¿Dónde está la Paz?

Estaban desnudos esa familia de judíos, parados junto al borde de una fosa común, esperando que los fusilaran y sus cuerpos cayeran sobre los miles que se apilaban más abajo.



La niñita lloraba y el papá se inclinó, diciéndole bajito: "Que no te quiten tu paz, que Dios está en el Cielo y también dentro de tu corazoncito".



Se escuchó una ráfaga de ametralladora un poco más allá. No era para ellos todavía, pero sus nervios se rompían por dentro.



El abuelo dijo con calma: "Podemos creer o no creer que Dios es toda justicia y que no permitirá que lo que hacen sobre nosotros quede impune. Yo les digo, con todo mi amor y esperanza, que si Dios está con nosotros, ¿quién puede contra nosotros".



La familia sonrió levemente, con sus rostros flacos y ojos enrojecidos.



Estrecharon levemente sus manos.



La descarga de balas llegó sobre ellos. No perdieron su paz, en medio de su dolor, y alcanzaron a escuchar la Voz tierna que les decía: "Voy por ustedes, hijos míos".

No hay comentarios: