martes, agosto 17, 2004

Si una sola cosa pudiera yo hacer
¿cuál de todas podría ser?
Contemplar en silencio el ocaso
mirando al amor de mi vida
recortando su silueta el horizonte.

Correr y dar un salto en el aire
queriendo atrapar ese instante
con un grito de gozo
y un brazo hacia lo alto.

Acariciar a mis padres
y decirles que les amo
mientras yacen junto a mí.

Acercarme al rostro de mis hijos
estrechándolos fuerte,
mientras les canto un poema antiguo
de ronda infantil.

Juntar mis manos
a la de mis amigos
y renovar el rito
de las almas que se comparten.

Una flor, una risa,
un helado, quizás.
Una lágrima, una brisa,
un suspiro, no más.

Tantos finales de película
y tantos recuerdos hermosos
cabalgan por mi mente
sugiriéndome el instante feliz.

Mas pienso que lo cierto
es que cerraría los ojos
y diría: "Padre Nuestro
que estás en los Cielos..."

Y luego vendría el 'The End'
o un cierre de telón.

Me contento con que Dios
aplauda al final.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ojalá nos mantengamos vigilantes ante la muerte, y de la mejor forma, para que no nos pesque desprevenidos.